Fotografía, Poesía

Poética del instante

La imagen que procede de la captura de un instante es fecunda en la medida en que ésta se constituye por sí misma una evocación de ese instante subjetivo y vivo.

“Si a un instante le digo alguna vez: ¡Detente, eres tan bello”…

Fausto. Johann Wolfgang Von Goethe.

Salamanca al atardcer

Amo los días que van hacia el pasado

uno tras otro, días oscuros o días de sol

y los días que vendrán uno tras otro

con su palabra y caminos de luz entre lo oculto.

Amo el silencio de la soledad

y la palabra, densa, apretada

del regreso nocturno  de las noches

y amo la música con su lamento dolorido

al borde del ramaje de los árboles,

como un aroma encendido de manzanas.

Amo el sonido de la noche en el umbral del sueño

y no tengo tiempo de amar todo lo que siento

ni amar cada rosa que me encuentro al paso

en medio de los parques de mi ciudad.

Cada día me despierto con la luz

y soy de todos los sentidos de quien lucha

y me sumerjo en ríos de silencio por las calles

y ama de quien espera su palabra en mi canto,

por eso soy del tiempo que va hacia el pasado

y de aquel que vendrá, de igual manera.

En el umbral del sueño soy del tiempo

vertical en el que amo la vida

en cada instante de mi sueño

Luz de atardecer

Poesía

La ciudad de hace templo

Poema de José Amador Martín, con traducciones al italiano: Stefanía Di Leo y al Gallego: Isaura Díaz Figueiredo, con comentario de Stefanía Di Leo, Pinturas de Andrés Alén y Fotos de José Amador Martín

Jesús Despojado ( Imagen por Andrés Alén)

Poema para la Lectura-Oración a Jesús Depojado de sus vestiduras

La luz es más luz en tu mirar

de estrella,

en ese rumor de velas

amarillas

que acompañan el dolor

abierto en tu paisaje.

La ciudad se hace templo y el

templo se hace tarde

 al iniciar la Pasión tu cuerpo

despojado,

esa imagen que ansío llena de

rosas

para cubrir tu dolor con su

consuelo.

Pisar leve en esa muerte de

Luz, Sentir…

trasfigurado en un lecho d

e sedas transparentes,

¿Qué dolor será el tuyo, que te

sabes de muerte,

caminando sin descanso

hasta llegar al Padre?

Mar en calma de tu mirar

cautivo,

Remanso de la tarde, quietud

hecha de amor

Consuelo y sufrimiento

hecho de gloria.

Es tu torso de sed , ciprés de

claridad,

árbol desnudo de soledad y

 pena.

Y es la luz más bella en tu

cuerpo, como un mar de palomas

desbocado

Cristo, almendro de cristal en

primavera,

cordero del abismo, pan

despedazado

pastor y redentor de vara

verde.

Tu Camino hacia la Cruz,

memoria de soledad

en el crisol de la tarde, es

senda infinita,

Gólgota y Calvario en los

paisajes del alma.

En los que el silencio calla y el

dolor se hace herida.

Despojado es el hombre de

túnica que no de Luz,

vestido de Amor, por el amor

inmenso que hay en tu mirar, dulce

mirar de estrellas.

Mirar de Eternidad y de

Perdón, mirar apasionado,

entre miradas de asombro,

mientras caminas

entre turbas de espanto

que te condenan y olvidan,

que estás así para salvarnos,

Dulce Jesús

de mirada hermosa

y de hermoso corazón

que en la tarde haces de la ciudad un templo

para quedarte en nuestro

corazón, enamorado.

Jesús Despojado (Detalle). Andrés Alén

La città diventa un tempio

traducción al italiano : Stefanía Di Leo

La luce è più luce nel tuo sguardo

di stelle,

in quella voce di candele

gialle

che accompagnano il dolore

aperto nel tuo paesaggio.

La città diventa un tempio e il

il tempio s’ attarda

quando inizai la Passione il tuo corpo

spogliato,

quell’immagine di cui bramo molto piena di

rose

per coprire il tuo dolore con la sua

consolazione.

Fai luce su quella morte di

Luce. Sentire…

trasfigurato in un letto di

sete trasparenti,

Quale dolore sarà tuo?

Che sai della morte,

del suo camminare incessante

fino a quando non raggiungi il Padre?

Mare calmo del tuo sguardo

prigioniero,

Calma della quiete del meriggio

fatto d’amore

Consolazione e sofferenza

fatto di gloria.

È il tuo torso assetato di cipresso

chiarezza,

nudo albero della solitudine e

pena.

Ed è la luce più bella in te

corpo, come un mare di colombe

fuggiasco

Cristo, cristallo di mandorle dentro

primavera,

abisso agnello, pane

strappato a pezzi

bastone pastore e redentore

verde.

La tua via verso la Croce,

ricordo della solitudine

nel meriggio crogiolo, è

percorso infinito,

Golgota e Calvario nel

paesaggi dell’anima.

In cui il silenzio tace e

il dolore diventa ferita.

Spoglio è l’uomo di

vestaglia non di luce,

Abito d’amore, per amore

immenso c’è nel tuo aspetto, un dolce

sguardo delle stelle.

Sguardo di Eternità e di

Perdono, sguardo appassionato,

tra sguardi di stupore,

mentre cammini

tra turbe e spaventi

che ti condannano e ti dimenticano,

che sei così per salvarci,

Dolce Gesù

con un bell’aspetto

e con un bel cuore

che nel meriggio trasformi la città in un tempio

per rimanere nel nostro

cuore, innamorato.

Jesús Despojado, Andrés Alén

Notas Críticas por Stefanía Di Leo

 La vista es quizá, el sentido utilizado por el hombre y el que más información nos proporciona. La luz divina es el tema principal de ese poema de José Amador Martin Sánchez, cuya poética de la luz abarca toda su obra, que es a menudo conjunto poético y fotográfico. Estamos delante de un poema descriptivo cuyo matiz religioso alcanza unas cumbres sin pares.  

           La vista se encuentra unida siempre a la existencia de la Luz, si carecemos de luz no es imposible ver, ignoramos hasta la luz divina. Sin poder ver o al menos percibir entre sombras, la Luz divina, es una luz de amor que emana del Señor. Tal como en Dante, en la poesía de José Amador Martin Sánchez, la luz se convierte en metáfora de iluminación de sabiduría, no es posible avanzar en el conocimiento de Dios, en los goces de su amor, sin la luz del entendimiento.

       Especialmente  en estos días tan doloridos, en los que estamos afectados por el Coronavirus, nos damos cuenta que hemos sido creados con un cuerpo material perecedero que sirve de soporte, hasta que termine derrumbándose, a un alma espiritual y eterna, que estará en esta vida terrena, durante el tiempo que su cuerpo material la pueda sostener .El poeta habla sobre todo en estos versos de un divino Amor, Cristo despojado es puro manantial de consuelo.

            Nosotros somos peces que gozosamente hemos de aprender a nadar y sumergirnos en el amor, porque nuestro Creador es un inmenso, un ilimitado océano de amor y como el amor por su naturaleza exige siempre reciprocidad. Dios nuestro creador, nos ama tremendamente, como obra creada por Él.

En el poema, cuya tensión emotiva es una ascensión hacia lo divino, tiene un poema dentro del mismo poema, casi fuera un acróstico ( cada comienzo de verso alternado, leído por separado es otro poema bellísimo).

Los sustantivos utilizados por el poeta se refieren todos a la esfera celeste. Así como nuestro cuerpo tiene ojos con los que capta todo lo que ilumina la luz material, sea esta la luz del sol o sea la artificial por nosotros creada, nuestra alma también tiene sus ojos que ven la luz divina, la luz de amor de Dios.

El poeta escribiendo un homenaje a Cristo, introduce el concepto literario de la luz y de la oscuridad para incrementar el concepto de la salvación frente a la condenación ( San Juan de la Cruz). El Amor en relación a la Eternidad; el cielo en comparación al perdón; el pecado frente a la santidad; las tinieblas frente al paraíso. En este poema genialmente el juego de la luz y de la oscuridad resaltan los problemas morales y espirituales que estamos viviendo en estos días.

José Amador poeta culto, tiene sus antecedentes literarios también  en Tirso de Molina, autor que abarca también el recurso de la luz y de la oscuridad, se apodera de un mito y símbolo universal visto desde la antigüedad en las doctrinas paganas y cristianas. En cuanto a la teología cristiana, la oscuridad es la máxima representación de la falta de razón, la falta de entendimiento y una representación del mal. Simbólicamente la luz es evidencia, entendimiento, razón, vida, salvación y bien: Otra antecedente de gran referencia para el poeta es sin duda San Pablo,” Fija los ojos en lo invisible, no en lo que podamos ver. Lo así visible dura un momento, pero lo invisible es eterno”. (3Cor 4,18). Nosotros adquirimos la fe y la fortalecemos cada vez más, cuando comprendemos y vemos con los ojos de nuestra alma, que Dios existe, para nuestro corazón enamorado; y nuestros ojos espirituales son  iluminados por la luz de amor, que el Señor nos entrega como don de su amor al que le busca. Para poder ver a Dios, y su Luz hay que creer en un Dulce Jesús /de mirada hermosa/ y de hermoso corazón.

Jesús Despojado. Foto . José Amador Martín

A cidade convértese nun Templo

Traducción al gallego de Isaura Diaz Figueiredo

A luz é máis luz na túa mirada

estrela,

nese rumor de velas

amarelo

que acompañan a dor

aberto na túa paisaxe.

A cidade convértese nun templo e a

o templo chega tarde

cando comeces a Paixón o teu corpo

desposuído,

esa imaxe que ansia chea

rosas

para cubrir a súa dor coa súa

consolo.

Paso a luz sobre esa morte de

Luz, sente …

transfigurado nunha cama d

e sedas transparentes,

Que dor será a túa?

sabes da morte,

camiñando implacable

ata chegar ao Pai?

Calma mar do teu aspecto

cativo,

Quietude da quietude da tarde

feito de amor

Confort e sufrimento

feito de gloria.

É o teu torso sedento, ciprés de

claridade,

árbore núa da soidade e

mágoa.

E é a luz máis fermosa que hai

corpo, coma un mar de pombas

fugaz

Cristo, améndoa de cristal

primavera

cordeiro de abismo, pan

triturado

pastor de canas e redentor

verde.

O teu camiño cara á cruz,

memoria da soidade

no crisol da tarde é

camiño infinito,

Golgota e calvario no

paisaxes da alma.

No que o silencio é silencioso e

a dor faise ferida.

É o home de Rayas

túnica non de luz

Vestido de amor, por amor

inmensa hai no teu aspecto, doce

Mirada de estrela.

Mirada de Eternidade e de

Sentímolo, apaixona

entre miradas de asombro,

mentres camiñas

entre os mobs de medo

que te condenan e te esquecen,

que es así para salvarnos,

Doce Xesús

cun fermoso aspecto

e cun fermoso corazón

que pola tarde fas da cidade un templo

quedar nos nosos

corazón, namorado.

Procesionando. Foto: José Amador Martín
Poesía

La fragilidad de un sueño

 “Nunca es tarde para cumplir un sueño y empezar a vivir”

primavera

Todos los segundos del día pasan

Todos los segundos del día pasan

como los pétalos de la flores de cristal

cada momento es una posibilidad para un sueño,

mientras  la vida cabalga en un reloj de arena.

Siento que nuestro tiempo es corto,

efímero, como un soplo,

y el Universo es grande,

y retengo la imagen de su fugacidad

como los amores que mueren al borde del abismo.

Todas la músicas que de repente sonaron,

murieron en un segundo de la ausencia,

porque nada dijimos el silencio fue todo.

La fragilidad de un sueño

empieza por vivir al borde de la muerte

y las gotas de la nieve mueren

alfombrando el camino

como mueren las flores de cristal (de los almendros).

EL viento que arrastra la ida y venida de las horas,

es el último suspiro, el aleteo suave

del tiempo que reconoce que es fugaz y es sentido

virtual de las estancias.

Que tremendo dilema el que asiste

cada paso, en algún sentido, que no damos,

que sentido tiene el de las cosas muertas,

aquellas que dejamos pasar y nunca fueron vida.

Que reflexión tan honda

buscar en la muerte el sentir de nuestros días

porque las hojas mueren, como mueren la flores

y el árbol permanece buscando primaveras.

Algunas veces hablamos con el silencio

con la mirada oculta tras la cortina rasgada del dolor

y nuestro caminar es el infinito sentido de las olas

en el temporal violento que nos destroza el alma

Algunas veces, digo, acudimos a la oración del silencio,

en los cielos azules de atardeceres rosados, frágiles,

como los sueños que son el anticipo de una frágil primavera

que aparece sutil como ligero soplo

en las cimas blancas del invierno

en las cimas blancas del invierno
Poesía

NOCHE OSCURA, NOCHE ENAMORADA

NOCHE OSCURA

Hemos de aceptar la noche oscura y vivir en consonancia a ella porque el alma se alimenta de la oscuridad tanto como de la luz.

La noche es oscura

en mi lugar sagrado,

todo está quieto

y el silencio de las sombras

es el viaje del héroe

atravesando  las profundidades

de lo desconocido.

Es de noche por el vacío fértil de los valles,

Y es en la noche la Luz que será mía

Allá por los horizontes

sigilosa

de albor, rosa y brisa tierna

Noche oscura,

que de la sombra cubre

la belleza del día.

Noche dichosa

de jardines secretos

noche de almas cautivas

de posesión en sombras.

Los espacios son sueños

de veredas repletas

de rosas blancas

y de lirios hermosos.

Noche enamorada

de enamoradas almas,

noche en llanos y colinas

por donde van mis sombras

NOCHE ENAMORADA
Poesía

Tu me conduces ciudad

Amanecer en la Plaza Mayor de Salamanca

Tú me conduces, ciudad, entre tus luces
hasta el velado trazo de mi sueño:
yo soy tu sombra,
mi bella ciudad, cuando despiertas,
cuando arrancas en los fragmentos de luces
la mirada y la luz
sobre las calles vacías
del volver a empezar de cada día,
sobre la isla solitaria en la que el amanecer
es cúpula y encanto.
Eres la sinfonía perfecta de mis pasos,
notas de la cadencia armónica del día,
perfecto acontecer de días hermosos
que conviven conmigo
en los paisajes amados en que te tengo.
Te amo, ciudad, y moriré amándote
para vivir en tus piedras aprendidas
cada atardecer, abrazado a la tierra,
y sorprendido
con la noche más oscura.
Para que no me olvides
grabo sobre tus piedras cada día una historia
a base de fuego y de miradas
y no quiero morir porque no mueres,
sino permanecer en tus brazos para siempre.
Cuando sea nota perdida en la memoria,
guarda en ese recuerdo de tus calles
mi caminar de luz en los mundos ocultos
de los sueños

Silueta de la Catedral al amanecer

Tu mi conduci, città, fra le tue luci.

Tu mi conduci, città, fra le tue luci.

fino al tratto velato del mio sogno.

Sono la tua ombra

mia bellissima città, quando ti svegli        

quando inizi nei frammenti di sole

lo sguardo ed il riflesso

sulle strade vuote per ricominciare

ogni giorno nuovamente,

sull’isola solitaria in cui l’alba

è cupola ed è fascino.

Sei la sinfonia perfetta dei miei passi,

sei nota della cadenza armonica del giorno,

l’accadere perfetto di belle giornate

che vivono con me

negli amati paesaggi che ho per te.

Ti amo città e morirò amandoti

vivere nelle tue pietre assimilate

in ogni tramonto, abbracciate alla terra,

e sorpreso

nella notte più buia.

Affinché non ti possa dimenticare di me

incido sulle tue pietre ogni giorno una storia

e non voglio morire perché non muori

ma rimango tra le tue braccia per sempre.

Quando avrò perso la memoria

conserverò

quel ricordo delle tue strade

il mio cammino di luce nei mondi nascosti dei sogni.

Traducción al italiano de Stefanía Di Leo

En la calle
Poesía

ROSA EN EL JARDÍN

Cada rosa es tu nombre, en el jardín de los sueños;

son flores que viven en la dicha de una tarde completa,

mecida por el viento que acaricia la cara y pone alas

al sentir que cruza las distancias de inmensos océanos.

Habita en mi, esa tarde mecida entre los brazos

de abrazos infinitos de palabras más allá de la ausencia,

palabras diluidas entre manos de arena que acarician

el singular y único perfil del jardín de los días.

Después cuando todo está dicho quedan las horas

del sueño, las horas dispersas que contabilizan los cuerpos

la vuelta a las miradas donde no hay nada oculto

donde la luz se manifiesta tesoro de los días.

Y eres vértice de vida adentrada en dominios perfectos

de infinita permanencia, en el placer que vibran

las horas y los días de castillos y torres donde la reina

de los jardines, rompe los cercos que pone la realidad del tiempo

Poesía

LOS JARDINES DEL ALMA

SI HAY UN PARAÍSO…

Si hay un paraíso, un jardín secreto, más allá de nuestras miradas, son los
jardines de las almas… los jardines secretos de los sueños… aquellos que permanecen en los paisajes de nuestras mentes. Cada vez que volvemos a ellossentimos la misma emoción… las mismas pasiones… de la mano de nuestros propios sentimientos, a veces ayudados por una música, o por los silencios… por un cielo que nos resguarda o por una ciudad a la que amamos… todos los caminos, conocidos o no, nos llevan a nuestro propio jardín, a nuestro paraíso yno nos podremos resistir porque son nuestra propia vida.

SE ESISTE UN PARADISO

, un giardino segreto, al di là dei nostri occhi, esistono i giardini delle anime … i giardini segreti dei sogni … quelli che rimangono nei paesaggi delle nostre menti. Ogni volta che torniamo a loro sentiamo la stessa emozione … le stesse passioni … dal lato dei nostri sentimenti, a volte aiutati da una musica, o dai silenzi … da un cielo che ci protegge o da una città che amiamo … tutte le strade, siano esse conosciute o no, ci portano nel nostro giardino, nel nostro paradiso e non possiamo resistere perché sono la nostra stessa vita.

Traducción: Stefanía di Leo